viernes, 31 de julio de 2015

A veces

Hay veces que no sé hacia dónde voy. No sé cuál es mi rumbo ni mi destino, ni dónde se encuentra el norte. Tan pronto floto como me hundo.
A veces ni si quiera sé quien soy; a veces ni siquiera estoy.

A veces me conformo con estar en el mundo. Solo a veces. Otras, quiero comérmelo, estar en lo alto. Todas las  veces me caigo desde mis castillos. No es cosa rara, están en las nubes.

A veces grito, lloro, me frustro con rabia. Otras solo de dolor. La cabeza juega malas pasadas.

A veces... Bueno, a veces mi futuro está en negro.

lunes, 13 de julio de 2015

12 de julio


Anoche,
Nuestros cuerpos se encontraron en la distancia
Allí donde se cruzan dos caminos:
El de la melancolía y el del deseo.
Y se fundieron en un tercero:
El de la ternura.

 

Mientras,
Nuestras mentes volaban,
Jugando a ser funambulistas con Morfeo,
Peligrando entre el sueño y la vigilia.

 

Y yo…
Yo me asomaba al abismo
Sujeta por unos brazos invisibles.
Estaba dando una vuelta por Etiopía.

 

Y tú…
Tú paseabas por las montañas.
Al acercarte a un lago,
Echabas un ojo para ver Asturias.

 

Qué extraña sensación ¿no?
Nuestros cuerpos juntos en la distancia:
El tuyo en Etiopía,
El mío en Asturias.

 
Nuestras mentes vagando tan lejanas,
La tuya buscándome por Asturias,
La mía encontrándote en Etiopía.

jueves, 2 de julio de 2015

Lo que más me gusta del mundo

Ayer me preguntaron
qué es lo que más me gusta del mundo.

Podría haber contestado
que vivo por la Historia,
que me encantan los libros,
que me apasiona el arte

Podría haber dicho
que me fascinan las culturas
y que me embeleso
mirando las estrellas
y las ciudades desde las alturas.

Quizá si me hubiese parado a pensar
Habría respondido una de esas cosas.

Sin embargo, de mi boca salió
algo mucho más sencillo
Y de mucho más peso

Solo pude pensar
Que lo que mas me gusta del universo,
es dormirme entre tus brazos
Y despertarte con un beso.

jueves, 25 de junio de 2015

¿Y si nos perdemos?

Hoy nos hemos besado como nunca,
Pero sabía igual que a Siempre.
Hoy no quería dejar de abrazarte
Aunque sé que mañana voy a verte.
Solo espero que algún día
Todos los "hasta mañana"
Nos los demos en la misma cama
Para despertar y ver por rutina
Tus ojos adormilados,
Y esa sonrisa tan bonita.

viernes, 29 de mayo de 2015

Tú y yo

Extender las alas y volar,
como si no hubiese mañana,
ni unas fronteras que derribar.

Extender los brazos y dejarse caer,
a un abismo alejado de toda maldad,
y tocar fondo, y volver a renacer,
siendo mi propia guía,
como un fuego fatuo en la oscuridad.

Saltar un charco como si fuese el Atlántico,
y hacerme a la mar entre tus brazos,
sintiendo un suave y calmo balanceo,
como si me hubiese parado en el Pacífico.

Al fin y al cabo,
sentir un poco de libertad
volando en tus brazos y
aprendiendo a vivir
sujetándome a ellos.



domingo, 3 de mayo de 2015

El reloj

El susurro del reloj en la noche
desvela su eterno insomnio,
pero mientras dormimos
y nos perdemos en sueños
su tic-tac
continúa restando nuestro tiempo.

Hasta en la lejanía del cielo
allá se recibía su tic-tac
frío y caliente como el hielo
pues algunos es lo último que oirán.

Corta en seco el tiempo,
y al igual que tras un sierra se oye:
"Árbol va"
del reloj solo se oye y siempre se oirá
ese escalofriante "tic-tac".



lunes, 27 de abril de 2015

(A)noche

Anoche soñé contigo.
Me abrazabas mientras dormía,
nadie sabía que estabas conmigo.
Te sentía como si estuviese despierta...
Supongo que había tenido un mal día
Pero no lo sé a ciencia cierta.
Me abrazabas, me acariciabas,
Velabas mi sueño como si fuese una niña
Y me sentía infinitamente mejor.

Cuando mi yo del sueño despertó,
Ya no estabas, te habías ido
Me sentí feliz y muy desolada.

Entonces desperté de verdad aunque no quería
El sueño había sido demasiado bonito,
Pero joder,
No tenía que haber soñado contigo.

Supongo que martes

Hoy se me ha ido todo de las manos
así que sí,
te echo de menos,
como ayer,
como hace tres meses,
pero hoy no me he engañado.

Hoy echo de menos
lo que nunca he tenido
y lo que ni si quiera existe
Estoy hecha un lío 
y siempre estoy triste,
ya es una rutina y no vicio,
pero es que hoy no me he mentido. 

Así que por favor,
vámonos a dormir
hasta que llegue el frío,
que vivir para morir, 
ya no tiene ningún sentido.

lunes, 20 de abril de 2015

Yo

Ayer aún jugabas desentendido de los problemas,
manchando la casa con pinturas,
en los columpios, con el balón,
Siempre volvías con alguna herida
Pero seguías haciendo travesuras.

Bueno, quien dice ayer, dice hace toda una vida.
A veces pienso que me muero
y que renazco de mis cenizas,
como si hubiese vivido mil años,
y parece que vuelvo a vivir todo aquello,
pero realmente está muy lejano.

Es entonces cuando descubro
que no sé nada de la vida,
que el mundo es grande y yo insignificante;
Bueno,
Eso lo redescubro día tras día.

Quizá no vuelva a tener dos años,
ni a soñar estando sola;
Quizá no sea feliz nunca porque
mis miedos y desengaños
nunca me abandonan

Supongo que a estas alturas
Debería haber aprendido
Que por cada paso que camino,
Se me rompen diez costuras.
Que si tengo alma o espíritu,
Hace mucho que se hicieron trizas.

El caso es que nunca aprendo,
Que no debo tener ni metas ni aspiraciones,
Ni ilusiones,
Ni deseos posibles
Porque antes siquiera  de imaginarlos,
Ya me he roto trece veces .

viernes, 17 de abril de 2015

¿Libertad?

Si es cierto que soy libre, que alguien dibuje mis alas.
Si es que la libertad es una ilusión, que alguien dibuje mis alas.

sábado, 11 de abril de 2015

Te recuerdo

Te recuerdo...

Eras la maleta ligera del viajero
que esperaba al borde del camino.


Te recuerdo...

Eras la melancolía embotellada
y olvidada en un rincón.


Te recuerdo...

Eras las cadenas de un inocente prisionero
que en su celda daba todo por perdido.


Te recuerdo...

Era el retrato de la mujer amada
en manos de un soldado contra el paredón.


Te recuerdo...

Eras los ojos de un animal fiero
cuando una presa había abatido.


Te recuerdo...

Eras una melodía desencadenada
con la que lloraba de emoción.


Te recuerdo...

Eras una aguja bordando sobre cuero
que en cada punto perdía el hilo.


Te recuerdo...

Eras esperanza en la fría madrugada 
calentando a mi corazón lleno de desesperación.


Te recuerdo...

Eras la poesía que tanto quiero
cuando mi mente está llena de ruido.


Te recuerdo...

Estabas lleno de vida, ahora eres nada
y dejaste un camino de desolación.



Hoy ya no te recuerdo.




lunes, 6 de abril de 2015

En blanco y negro

Quiero ser una fotografía en blanco y negro,
despertar distintos sentimientos
curiosidad,
compasión,
fascinación o ternura.
Quiero intrigar a la gente
con las pequeñas historias
que esconden unas manos, un gesto o esa sonrisa
que han perdido el color, 
pero no la esperanza
que se mantiene en el tiempo,
eterna durante generaciones.
Pero nadie sabrá nunca el porqué de la fotografía,
de la sonrisa, de esa mirada profunda,
cuya causa quizá sea un amor,
un sueño,
un pensamiento filosófico
o simplemente la embriaguez del momento.






Yo solo quiero que me vean en blanco y negro.





domingo, 29 de marzo de 2015

La Poesía

El primero fue García Lorca.
Fue el primer poeta que leí, fue el que me agarró al mundo de la poesía.
Era muy pequeña, tendría unos siete años, ocho a lo sumo. Era la primera vez que iba a la biblioteca del barrio, era la primera vez que sacaba un libro.
No sé por qué me acuerdo.
Estuve en la sección de niños, probablemente un largo rato, como me suele pasar ahora en la sección de adultos. Iba con mi padre y mientras yo elegía, él fue a coger un par de libros de la otra sección.
Terminé cogiendo dos libros. Los dos de poesía. Uno era de Lorca; del otro no tengo memoria.
No sé por qué lo hice, no sé por qué me acuerdo.
Solo sé que a partir de esa decisión, la poesía no se ha ido nunca de mi lado.
Aún recuerdo la mariposa del aire que no quería pararse. Me parecía un poema triste.
No olvido tampoco a los lagartos que lloraban porque habían perdido su anillo de desposados. No sé por qué, pero no me parecía triste.
Luego fueron otros. Papá me traía imprimidas poesías para niños. Aún las tengo guardadas.
Cantan los ruiseñores, retumba el campo. Esas eran las mañanicas del mes de mayo de Lope de Vega.
También recuerdo a Rubén Darío que se preguntaba por qué estaba triste la princesa. El poema estaba ilustrado. Calqué el dibujo porque me parecía bonito.
Ante mí apareció un mundo nuevo, del que nunca me he ido.
Recuerdo escribirle a mi madre pequeños poemas para el día de la madre "eres la más bonita entre todos los jazmines". Eran poesías un poco tontas con pequeños dibujitos, pero a ella le gustaban.
Ahí empezó todo.
Mis pequeñas poesías, mis pequeños cuentos eran tan solo adelanto de la persona que soy.
Luego fue la Generación del 27 al completo.  Fueron los poemas de García Lorca que ya no eran para niños; fueron los días de leer a Cernuda a todas horas, de llevarme su antología a todas partes. Siempre iba en mi mochila. Fue el descubrimiento de Alberti, de Gerardo Diego, Miguel Hernández...
Fueron los veinte poemas de amor y la canción desesperada de Neruda que me aprendí de memoria. En el XX decía que podía escribir los versos más tristes esta noche...Yo empecé a escribir por las noches.  Neruda y su Crepusculario, y los Cien Sonetos de Amor y su Confieso que he vivido que le dieron una nueva visión a ese mundo del que yo ya era parte, del que nunca querré salir.
Por todos ellos, y todos los que no he mencionado, soy un poco más de mí misma, de quien realmente soy y quiero ser.
Primero fue Lorca, pero después fueron todos.




lunes, 16 de marzo de 2015

Hoy algo distinto: fotografías

Hoy quiero compartir una serie de autorretratos que hice durante el atardecer del 13 de agosto del pasado año. Sé que nunca he publicado ninguna entrada que tuviese relación con la fotografía. Esto más que nada se debe a que quería tener un blog exclusivamente relacionado con la poesía. Hoy me he cuestionado esta decisión. ¿Por qué no dedicarle aunque sea un pequeño espacio al resto de cosas que me inspiran? 
Me encanta hablar a través de la poesía por supuesto, pero a veces mis sentimientos se transmiten mejor en una fotografía, en un dibujo, una pintura o incluso a través de la lectura de un libro concreto. ¿Por qué no mostrar todo lo que me hace sentir un poco más viva?

Link en el título de cada fotografía.









(keep your heart strong)



Os dejo mi cuenta de Flickr por si os han gustado las fotografías.

Andrea

lunes, 9 de marzo de 2015

Marzo

Quiero romperme en fino cristal
para volver a nacer libre en otro sitio
allá donde no exista el bien, ni el mal,
atada al pensamiento, libre de todo juicio.

miércoles, 11 de febrero de 2015

Te quiero


    Cuéntame como nos queremos
    cuando nos echamos de menos,
    Siempre un quiero y no puedo,
    un espacio y un tiempo
    que separan nuestras voces
    y también nuestros cuerpos.
    Solo nos quedan las palabras,
    que casi nunca nos llenan
    aunque sí acarician, tocan y besan.
    ¿Sabes?, yo prefiero tus manos
    que dicen más que el alfabeto entero,
    y tus labios...
    Mejor no recordarlos

    Cuéntame cómo nos encontramos
    antes si quiera de perdernos
    y cómo nos perdimos,
    dando vueltas en la cama para encontrarnos.

    Háblame de las mil y una noches
    que aún no hemos vivido,
    Creo que anoche soñé
    que aún no nos habíamos conocido.

    Háblame de cómo no podemos olvidarnos,
    y de lo bien que sabemos querernos.

    Te voy a hablar de cómo te quiero
    así que te propongo

     toda una vida conmigo sólo
    cumpliendo unos pocos sueños.



domingo, 8 de febrero de 2015

Personas

Parémonos a pensar en las personas:
son buenas, 
son ambiciosas,
las hay enamoradizas 
y las hay deprimidas
Algunas cambian 
y otras se marchitan buscando motivos y razones,
Al fin y al cabo,
son músculos, huesos y carne.

Yo me parezco más a los corazones.
A mi me gusta más estrellarme.

viernes, 6 de febrero de 2015

miércoles, 4 de febrero de 2015

Porque...

Porque el amor verdadero
fallece el primero
y los demás están muertos
antes de empezar.

Pero a pesar de ello,
mi cuerpo,
en silencio
busca tus besos
sin parase a pensar
si estamos vivos o muertos,
si es mentira o es cierto
que no nos queremos,
el tiempo nos lo dirá.

Y es que cuando te toco,
te miro,
te siento,
las dudas ya no están
ni cerca, ni lejos.
Simplemente se van.

Y quizás en un año,
en enero o febrero,
en siglos,
o en menos,
pueda decir,
que te quise el primero,
que no estábamos muertos,
que supimos vivir,
un millón de historias
muy buenas y malas.
complejas y extrañas,



Que nunca tuvieron fin.

martes, 3 de febrero de 2015

Recuerdos

Hoy quiero romper todos los relojes,
Arrancarles las manecillas,
Darles veinte mil vueltas hacia atrás.

Hoy quiero quedarme en el estribillo de esa canción,
Que nunca supimos muy bien si hablaba de amor,
Con tus brazos alrededor de mi cintura
mientras me cantabas al oído,
Desafinando, pero sonaba tan bonito.

Hoy quiero quedarme en ese uno de junio,
Y revivirlo mil veces más, una detrás de otra
para que no se nos olvide nunca.
 
Hoy quiero volver a besarte como si fuese algo nuevo,
Como ese veinticuatro de enero,
Volviéndonos a descubrir,
Aunque ya nos conocíamos más que de sobra.

Hoy quiero volver a ese primer “te quiero”
Y sentir como empieza a quemarme el alma por dentro.