domingo, 3 de mayo de 2015

El reloj

El susurro del reloj en la noche
desvela su eterno insomnio,
pero mientras dormimos
y nos perdemos en sueños
su tic-tac
continúa restando nuestro tiempo.

Hasta en la lejanía del cielo
allá se recibía su tic-tac
frío y caliente como el hielo
pues algunos es lo último que oirán.

Corta en seco el tiempo,
y al igual que tras un sierra se oye:
"Árbol va"
del reloj solo se oye y siempre se oirá
ese escalofriante "tic-tac".



1 comentario:

  1. hola gracias por este blog me gusta mucho leer le y las cosas que escribe me facina muy muy differente excursiones en estambul

    ResponderEliminar